Las inscripciones ya están abiertas para Leadership Experience Africa 2025.

Mentores

Papel del mentor

'Caminar junto' al participante para fomentar el crecimiento y desarrollo personal y espiritual. Esto no debe verse como una enseñanza o entrenamiento en habilidades, sino más bien como el desarrollo de una mentalidad y un carácter piadosos.

Requisitos

El mentor:

  • Comprometerse a reunirse personalmente con el Participante al menos una vez al mes.
  • Orar con y por el Participante
  • Se un buen oyente
  • Ser capaz de guardar confidencias
  • No juzgar, pero ser capaz de dirigir y aconsejar sabiamente.
  • Entender que el proceso de tutoría es para beneficio del Participante. El mentor puede compartir sus propias experiencias de vida cuando puedan ser relevantes y útiles, pero no cargará al participante con sus propias luchas.
  • Estar dispuesto y capaz de informar al asesor sobre el progreso y, sin romper confidencias, alertarlo sobre cualquier problema que pueda estar afectando la vida y el ministerio del Participante.

Tenga en cuenta que:

  • La responsabilidad de iniciar las reuniones recae en el Participante, concertando un momento y un lugar que sean mutuamente adecuados.
  • Si bien es probable que sus sesiones de tutoría incluyan una reflexión sobre el curso y su aprendizaje, usted no es responsable de garantizar que la persona a la que asesora se mantenga al día con los requisitos del curso. Eso es responsabilidad de un supervisor que será designado.

Pautas sugeridas para reuniones de mentoría

Sugerimos que los siguientes elementos formen parte de la relación de tutoría.

  1. Oración
    Invite al Espíritu Santo a guiar su discusión.
    Orar siempre que sea apropiado durante las reuniones.
  1. Escuchar y reflexionar
    Las siguientes áreas pueden proporcionarle una guía útil a medida que desarrolle su relación de mentoría. Son sólo una guía: la dirección de su conversación dependerá de las necesidades del individuo y de la madurez de la relación de mentoría.

    1. Salud espiritual
      ¿Qué estás descubriendo acerca de quién es Dios?
      ¿Cómo está Dios actualmente activo en tu vida?
      ¿De qué te ha estado hablando Dios? ¿Qué estás haciendo al respecto?
      ¿Cómo está tu alma?
      ¿Hay algunas cosas que no quieres que los demás sepan?
      ¿Hay cosas que necesitas confesar?
      ¿Hay cosas que necesitas declarar?
      ¿Está consciente de alguna vulnerabilidad que el maligno podría explotar a medida que crece en el liderazgo ministerial?
    2. Salud de las relaciones clave
      ¿Cómo son sus relaciones con su familia (cónyuge, hijos), amigos y colegas/supervisor del ministerio?
    3. Salud emocional
      ¿Cómo está afrontando el equilibrio entre la carga de trabajo, el ministerio, las personas, los conflictos y las relaciones con el personal?
      ¿Cómo describirías tu nivel de agotamiento emocional en una escala del 1 al 10?
      ¿Qué cosas te hacen sentir frustrado, emocionado, enojado o ansioso?
      ¿Qué te trae gran alegría? ¿Dolor profundo?
      ¿Qué te apasiona?
    4. Consideraciones presentes y futuras
      Que estas aprendiendo
      ¿Qué preguntas te encuentras haciéndote?
      ¿Qué trabajo/de quién te encantaría tener?
      Aunque lo hayas descartado muchas veces, ¿qué te imaginas haciendo y amándolo?
    5. Estilo de vida general
      ¿Duermes bien, comes bien?
      ¿Tienes tiempo libre? ¿Qué haces con el tiempo libre?
  1. Ánimo
    Identificar juntos:

    1. El crecimiento que ves en tu Participante.
    2. Los próximos pasos para el desarrollo.
  1. Desafío
    En el transcurso de las sesiones de tutoría, las áreas de necesidad pueden volverse obvias. Tómese el tiempo para explorarlos más profundamente y sugerir acciones que podrían ser útiles, como meditar en un pasaje de las Escrituras en particular, leer un libro útil, practicar la relajación o tratar de restaurar una relación rota, etc.

En la próxima reunión de mentoría, pregunte sobre cualquier problema que haya surgido anteriormente y los resultados de las sugerencias que se ofrecieron.